Boris en Cuba8

0

De 13 y 8 a Cuba8, Boris parece rodar como la bola negra del billar. Como por carambola, va de aquí a allá, sin caer en los huecos de la mesa. De La Habana a Madrid, de Madrid a Miami, Boris es figura y voz de la diáspora cubana.

Su concierto de los días 3 y 4 de marzo, en el museo y centro de espectáculos Cuba8, fue también una manifestación de ese huracán tropical que mezcla todos los sonidos y todos los sabores. El público lo sabe, lo saborea y lo disfruta. De hecho, la mayoría de los presentes ya lo escuchaban en La Habana. Algunos, incluso, fueron alguna vez a verlo a un bar de Madrid. Ahora la cosa es en Miami, en la Pequeña Habana. Pero Boris no va con la marea: más bien, vice versa. La marea se formó el fin de semana en la pista del Cuba8, con el huracán tropical batiendo desde el escenario.

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *