A las doce campanadas del 31

A las doce campanadas del 31

Cuando se acerca el cierre de cada año, este cuerpo pide fiesta. Nosotros los cubanos somos fiesteros por naturaleza, nos encanta divertirnos, bailar y pasarla bien. Esto es algo tan innato en nuestra idiosincrasia, que no lo han podido cambiar ni la política autoritaria, ni la escasez, ni la separación familiar, ni nada. Esa capacidad de “guarapachanguear” que tenemos por esencia se hace notar en la alegría con que nos preparamos y disfrutamos de nuestras fiestas de fin de año.

Read more